Archive for diciembre, 2008

¿Crisis? Estúpido, es el Capitalismo…

Miércoles, diciembre 31st, 2008

Amigos del foro de La Ruina Habitada, Fernando Gallardo ha venido de su periplo por Chile con las tijeras de podar en una mano y el rayo de Zeus en la otra. Y como casi siempre es más fácil acertar en lo que ha pasado que acertar en lo porvenir, me pregunto: ¿por qué los que supuestamente sabían desde hace tiempo que el mercado del turismo se estaba saturando, que nuestros precios no son competitivos, que la falta de formación hostelera y la profesionalidad brillan por su ausencia, que incentivar y apoyar con subvenciones casas rurales, proyectos turísticos deficitarios y tantos otros programas para el sector donde lo único que primaba era la foto del político y del empresario de turno para justificar los fondos europeos y los programas partidistas, no avisaron o pusieron coto al desmadre hostelero? Supongo que por lo mismo que ha pasado en el sistema financiero, hipotecario e inmobiliario. Los que tenían que haberles dicho a los pequeños inversores, léase a aquellos que tenían en mente hacer un pequeño o mediano hotel con encanto, un restaurante con estilo, o un chiringuito muy chulo, se escondieron con la que estaba cayendo. Y no avisaron de que, en poco tiempo, aquí no vendrían más que guiris de bocata y botellón y que el turismo interno, con el acojone de la hipoteca, el mileurismo y el empleo precario no está para gollerías. Pues nadie, ni los medios de comunicación, ni los especialistas en el sector, ni los políticos… Nadie ha dicho en los últimos años: chavales esperar a que escampe y se aclare el panorama para saber por donde tirar.

¿Clientes? Pues claro que los hay -solo en España veinte millones, más o menos-, pero no a estos precios. Ni con estos servicios, ni con esta profesionalidad. De la crisis no se saldrá con buenas intenciones y nobles esfuerzos. Aquí sí que estoy de acuerdo con Fernando: saldrán aquellos que tengan imaginación para adaptarse a las nuevas tecnologías, a los precios competitivos y ofrezcan una calidad una profesionalidad y un trato al cliente exquisito. Y como me gusta dar consejos, ahí va uno: salid fuera, haced turismo y comparad con lo que tenemos aquí. Os llevareis algunas sorpresas.

Por cierto, el proyecto de Hotel de los Sentidos sigue en pie y además con mucha fuerza. Solamente nos falta concretar los inversores. Vamos a convocar una reunión, el próximo lunes 2 de febrero en mi hotel El Milano Real, en Hotos del Espino (Ávila), para avanzar algo sobre este tema. Los interesados en participar en esta reunión constituyente contactad conmigo por correo o por teléfono. Y, aunque pueda parecerlo, no me apellido Madoff.

Paco S. Rico, hotel El Milano Real

Por un nuevo modelo turístico en España

Miércoles, diciembre 31st, 2008

Mientras pasaba mis vacaciones en Barcelona estuve leyendo también puntualmente los posts que publicaba el señor Gallardo en el Foro de la Ruina. En su antepenúltimo escrito “El turismo echa el freno” reflexionaba sobre el devenir del turismo español y la crisis. Sobre el cómo minimizar sus efectos y sobre el futuro comprometido de muchos hoteles. Sostenía el autor que España -mejor dicho, el mercado español- no está preparada para  lo que se avecina. Probablemente, sea así. Que hay demasiados hoteles para los pocos clientes que se esperan los dos próximos años. Porque el ciclo económico que se avecina promete ser, desgraciadamente, más largo de lo que pensamos.

Siempre desde la educación, me gustaría decir un par de detalles que creo necesario apuntar. En primer lugar, si algún efecto benévolo va a tener esta crisis va a ser la desintoxicación de según qué empresarios de nuestra profesión. Puede sonar muy duro, pedante y en cierta manera ofensivo, teniendo en cuenta que servidor también es hotelero. Pero es que uno se había preguntado muchas veces cómo podían abrir 5, 6, 8 o hasta 10 hoteles nuevos al año sin que nadie pestañeara. Y esto ha sido el pan nuestro de cada día para según quien.

Claro, se puede abrir una decena de hoteles siguiendo los criterios de selección de destino y target clientelar. Pero no diez seguidos sin una concatenación lógica de ciudades y destinos -cuánta falta haría un licenciado en Geografía e Historia en cada cadena hotelera- y con una disparidad de criterios en la selección del cliente que ha hecho sonrojar a más de uno. Porque, después, la cotización en Bolsa es la que es. Ninguna hotelera cotiza en el selectivo IBEX 35, y nos sorprendemos si suenan ruidos de EREs.

Pues bien, a mí no me sorprende: ha habido en España durante una década  lo que el arquitecto Jesús Castillo Oli ha definido como la cultura del hágase usted millonario en un día. No podía ser que una persona se presentara con un proyecto de hotel bajo el brazo en cualquier banco español y con un aval personal se convirtiera en hotelero sin haber tenido anteriormente ningún lazo ni relación con el sector. La irresponsabilidad de las entidades bancarias ha sido palmaria. También  es cierto que no todos los créditos han ido a parar a irresponsables aprendices: algunas entidades de crédito internacionales se deben estar arrepintiendo de haber hecho caso a según qué planes de expansión de cadenas hoteleras mallorquinas y españolas, alguna de ellas al borde del colapso. Y es que no siempre sale el sol, aunque queramos.

Desaparecerán o sufrirán los que deben. No los que fueron paso a paso. Es decir, si un hotel ya ha sido amortizado en una gran parte de su capital, no pasará grandes apuros. Ahora bien, todo aquel proyecto que hubiera sido financiado en su día al 80% e incluso al 90% -de esos hay muchos- y aún esté en sus primeros años de vida lo pasará francamente mal. Hay bastantes ejemplos de crecimiento que podríamos considerar poco rigurosos. Podría citar el de un conocido grupo hotelero español que, confiando en la producción de su buque estrella -un complejo vacacional de Isla Margarita le reporta el 12% de su facturación hotelera-, ha proyectado y ejecutado en España y parte de Europa sus otros establecimientos hoteleros. El problema lo tendrá cuando el españolito o europeo deje de ir a Venezuela. Y cuidado con que este fenómeno -la reducción de los viajes al Caribe por los europeos-  no empiece a ocurrir ya este año. ¿Cómo pagaría entonces a su chef mediático (Ferran Adrià)?

Existe otra problemática que ha facilitado la proliferación actual de hoteles, y ha sido la avidez tributaria de las administraciones locales, así como el poco caso hecho a los brokers del sector (Christie+Co ya dice algo de ello en su último informe anual) por parte de los promotores. Tal es así que llegan a aparecer casos como el  barcelonés, donde en el último bienio 2008-2009 se han inaugurado o están en construcción la nada despreciable cifra de 22 proyectos hoteleros. Todo en la misma ciudad, en apenas 24 meses. Lo cual nos lleva a reflexionar sobre el modelo de ciudad que quiere para sus ciudadanos el consistorio de Barcelona. ¿Vamos hacia la Venecia del Oeste del Mediterráneo, hacia la Amsterdam del Sur de Europa? ¿Quiere el barcelonés de a pie sufrir lo que el florentino está ya sufriendo en sus carnes? Eso no es lo que parece, pero sí a lo que se va. Entiendo que las licencias de obra de un hotel son golosas, y más en el contexto actual, pero deben ser muy conscientes los regidores de toda España que un exceso de oferta hotelera devalúa el valor y, por consiguiente, la cuenta de resultados de los ya existentes.

¿Quiere esto decir que las ciudades deberían limitar el número de establecimientos que en ellas operan? Tampoco es eso, pero sí se deberían delimitar las zonas. No tiene ningún sentido que Starwood Hotels esté destinando 60 millones o más a su hotel Vela y pasado mañana otros grupos construyan dos o tres hoteles que hagan de la primera línea de mar un nuevo Torremolinos. Por no hablar de la súbita -y, a mi juicio, peligrosa para el turista- proliferación de hoteles en el Barrio Gótico y alrededores.

Éste, y no la actual crisis, es a mi modo de ver el verdadero peligro a que se enfrenta Barcelona y España entera. Vamos a una balearización de sus principales capitales. Ese “todo vale” es un problema que se debería evitar en la medida de lo posible y en todo el ámbito español. Porque no es un problema estrictamente catalán: Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y -ojo al dato, la sociedad civil vasca ya ha empezado a quejarse- Bilbao. No es la cantidad en sí -cabrían más establecimientos, si su financiación  fuere correcta y prudente – sino su ubicación y las consecuencias que está acarreando sobre el ciudadano. Porque pasear por las Ramblas de Barcelona o su Passeig de Gràcia o calles adyacentes es hacerlo por una inacabable línea imaginaria de obras que empieza en el mar y acaba en la Diagonal. Obras hoteleras, por supuesto.

La primera pregunta que debe subyacer es la siguiente: ¿ha habido planificación? Cuando paseamos por la Castellana o Gran Vía madrileñas y vemos lo que empieza a producirse, llegamos a la conclusión de que estamos creando dos urbes diferenciadas: la del turista y la del ciudadano. ¿Es bueno para las ciudades españolas que vayamos a dicho modelo? Eso es lo que empieza a preguntarse el zaragozano cuando ve el Manhattan del Ebro surgido tras la Expo, el valenciano cuando mira el Paseo de la Alameda hasta llegar a la Ciutat de les Ciències o el sevillano cuando observa la cantidad de hotelitos que están surgiendo como setas en el casco antiguo, en un proceso parejo al barcelonés.

Por tanto, dicho debate debería ser abordado creo que muy seriamente en un foro presencial  -un congreso tipo Fitur-  con especialistas venidos de fuera, regidores políticos, promotores inmobiliarios, hoteleros en activo, sociológos… Y hablar entre todos del modelo turístico español. Hacia dónde va realmente. Qué sentido tiene trasladar el modelo de crecimiento hotelero mediterráneo intensivo a todo el país. Y sobre todo, sus alternativas. Un plan de futuro no ya para el sector, sino para el Estado. Porque, hoy por hoy, la industria hotelera es, tras el batacazo del ladrillo y la automoción, la industria más sana de la nación.

Nos jugamos mucho.  Quizás demasiado.

Bernat Jofre i Bonet, hotel Son Esteve

ReacTable

Martes, diciembre 30th, 2008

¿Qué tiene que ver un hotel con una mesa reactable? Mucho y nada. Si uno piensa en la habitación de cera que Wolfgang Laib se ha construido en el Roc del Maure, al pie del Canigou  (Pirineos franceses), basta con sentir a solas la pulsión de Dios o el grito del vacío en la reclusión de la montaña. Si uno escucha, por el contrario, a la cantante Bjork y su recién adquirida ReacTable entonces sabremos de qué estamos hablando.

Este instrumento musical electrónico, desarrollado por el Grupo de Tecnología Musical de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, reúne las características que, a mi juicio, debe ofrecer un hotel de los sentidos. A saber:

  • Es colectivo. Lo tocan varios ejecutantes y cualquier cosa que haga uno repercute en los demás. Ofrece mucha libertad, libera la imaginación individual, pero si cada uno va por su lado la suma orquestal resulta un caos indescifrable y difícil de soportar.
  • Es intuitivo. No requiere de un manual de instrucciones que haya de estudiarse con vocación ingenieril, sino que basta un protocolo básico, una liturgia instrumental, para que las ideas fluyan en armonía grupal.
  • Es sonoro y desafiante. Cada pieza movida sobre la mesa azul significa un logro para el ejecutante, que debe aprender de sus movimientos, su sentido espacial, su vibración estética para concertarse con los demás y ofrecer a la audiencia un disciplinado compás.
  • Es enseñable y aprendible. Incluso un niño sabría extraer una limonada de su cámara frigorífica, si es que la habitación mantiene el cofre discreto del minibar.

¡Ejem…! Tiene algo de anárquico el instrumento en cuestión. Y, en su madurez, puede que reclame una batuta para sonar más concertante, como ha propuesto en sus últimas actuaciones la cantante Bjork. Pero vale la pena experimentar con él las posibilidades de concertación que ofrece a ejecutantes solistas sin que éstos pierdan un ápice de imaginación o estro poético. Creo que el departamento de recursos humanos en un hotel debería salirse de sus casillas y explorar lo que la tecnología regala al intelecto humano para la gestión del conocimiento. Sea con un ReacTable o en Internet, el trabajo individual en equipo es la base de un sistema que servirá a los oficiantes de la hospitalidad en el hotel del futuro.

Por algo se debe empezar, y a esto me refería hace unos días cuando comunicaba la adhesión de este Foro al Facebook.

Fernando Gallardo

Cerros núbiles de Valparaíso

Domingo, diciembre 28th, 2008

A Valparaíso me lo imagino como un corro de niñas.  Cada una representando a un cerro. Y el conjunto de ellas abriéndose hacia el mar, dejando al plan y al puerto protegido en su retaguardia.

Estas niñas tienen mucho en común… cosas de mujeres. Pero lo más fascinante son sus diferencias. Todas tienen curvas, pero algunas son más voluptuosas. Algunas parecen hermanas que van tomadas de la mano, otras guardan distancia prudente y se miran de reojo. Otras son irreconciliables, y la distancia entre ellas es un abismo, o mejor dicho: una quebrada.

Cada una está parada al borde del plano, que en algunas partes es tan escaso que deja a estos pies de niña a punto de caerse al mar. Otros pies están más lejos y se olvidan de la orilla.

Si tuviera que elegir lo más representativo de estas chicas, sin duda me quedaría con sus piernas. Y la mejor experiencia sería trepar esas piernas para llegar a sus cinturas y desde ahí voltear la vista y descubrir el mar. Algunas chicas son difíciles, y a uno se le puede ir la vida en la trepada. Pero hay otras que se han apiadado con los que se afanan día y noche con subir y bajar de sus cinturas, y les han dejado salvavidas con nombre de ascensor: “Espíritu Santo, Artillería, Lecheros, Polanco…”. Pero hay algunos que prefieren recorrer el continuo de sus cinturas, y descubrir desde ahí las vistas intermitentes del mar que se alternan entre sus cuerpos. A este largo cinturón que une a las más amigas le llaman Avenida Alemania.

Llama la atención un par de hermanas inseparables, que contornean los mejores cuerpos de la ciudad. A ellas sus padres les compraron las mejores vestimentas, y ahora sus sobrinos les regalan nuevos accesorios y también algunas joyas. Una se llama Alegre. Y, la otra, Concepción.

Pero a mí me llaman más la atención otras chicas. Otras que no muestran tanto el escote, y que no usan minifalda. Bajo la suciedad de sus rostros se adivina la belleza y el carácter. Sus ropas en algunos casos parecen harapos, pero las curvas que se dejan ver entre los jirones, son de poner nervioso al mejor modisto. Y por qué no decirlo, a los mejores arquitectos también. Y a los más sensibles.

Yo veo que algunas de esas chicas -a las que no han invitado a un baile desde hace mucho- se mueren de ganas por bailar. Y de regalarles un nuevo vestido, creo que estarían dispuestas a todo. O a casi todo.

Fernando Vogel, arquitecto del Colectivo Valparaíso

Imposible sobrevivir en 2009 sin Internet

Sábado, diciembre 27th, 2008

“La crisis es el mejor momento para invertir en publicidad”, dice hoy en portada la Gaceta de los Negocios, junto a otros titulares tan jugosos como “Las empresas españolas de videojuegos convierten el iPhone en su gran negocio” y “Las compañías del Ibex necesitan aumentar su presencia en Internet”. En una columna aparte, leo: “Se repite la trágica historia del crack de 1929. Varios brokers, ahogados por las pérdidas bursátiles, se quitan la vida”.

El balance del año 2008 está cantado. La crisis ha entrado por la puerta grande y viene vestida de Internet. Hace unas semanas, en Santiago de Chile, reflexionábamos sobre este fenómeno el profesor en Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile, Eduardo Arriagada, junto al director del diario bonaerense Clarín, Ricardo Kirschbaum, y el director de El Mercurio online, Sebastián Campaña. Ya no hay vuelta de hoja, el mundo entero ha basculado hacia lo digital, mal que les pese a los medios informativos tradicionales y a las empresas aún remisas a Internet.

The Pew Research Center for the People and the Press ha anunciado esta semana que los diarios han sido superados en Estados Unidos en fuente informativa por la Red. El profesor Arriagada lo explica hoy mismo en su blog UC: “En el contexto del recesivo año 2009 ya muchos comienzan a hablar de que la publicidad, a pesar de las agencias de publicidad amarradas por comisiones en perjuicio de sus clientes, cortará los hábitos que la atan a los medios tradicionales y buscará espacios alternativos más baratos y eficientes. Hay dos espacios que se adelantan como mejores actores en los tiempos que vienen: por supuesto los medios digitales y, al menos por unos cuantos años, algunos medios regionales.”

Otro interesante debate es el que el profesor Arriagada ha mantenido esta semana en la radio con Paul Beelen, jefe de Marketing Digital de Entel PCS (hoy propiedad de Telefonica), acerca de los nuevos formatos publicitarios y el escenario que dibuja ahora la web 2.0 en las empresas. Un diálogo que, por supuesto, puede seguirse en este podcast (programa de radio publicado en Internet):

¿Qué les cabe deducir a los hoteles de todo esto? Pues que la crisis va a suponer un recorte general de los costes para las empresas en casi todos los lugares y que este recorte obligará a los supervivientes a optimizar sus recursos en publicidad. Por eso 2009 será el año de la publicidad en Internet, ya que este medio más que ninguno otro permite la segmentación eficiente de los mensajes y la comunicación interactiva con los clientes. La suerte está echada, y lo que llevamos años anunciando se está produciendo en estos mismos instantes. El gráfico que encabeza este artículo lo muestra bien claro.

Quien no entienda esto muy probablemente dejará de tener un hotel al final de esta crisis. Es condición indispensable para sobrevivirla usar las herramientas que hoy Internet provee y las que están por venir a un ritmo vertiginoso. Si la publicidad tradicional se limitaba al mensaje emitido con mayor o menos vistosidad, más o menos masivo, la publicidad en Internet es biunívoca, relacional, abierta a la respuesta y la contrarrespuesta. Las empresas hoteleras deben entender, pues, que sus clientes ejercitan un rol activo durante todo el proceso de márketing en Internet.

Facebook, Twitter, Digg, Youtube, WordPress, Blogger, RSS… Y puedo seguir. Pero, ¿tú me sigues? Otro día entraré a explicar qué ventajas ofrecen estas herramientas digitales, porque hoy lo que observo es que casi nadie sabe de qué hablo. He echado un rápido vistazo en el mundo Facebook y no he encontrado a casi nadie: Mas de Canicattí, La Casona de Suesa, Molino de Alcuneza, Era de la Corte, Moli Blanc, Ca’n Verdera… ¡Increíble, no existen más hoteles que éstos en España suscritos a Facebook! Como no existen más de 27 hoteleros y arquitectos suscritos a este Foro de la Ruina en Facebook. Ni más de 9 miembros en el grupo que tenemos publicado sobre los Pequeños Hoteles con Encanto en Facebook. O los 137 fans que hasta el día de la fecha tenemos bajo el site de Facebook Notodohoteles.com

Visto lo visto, me queda esta comprometida pregunta por hacer: ¿crees que sobrevivirás a 2009 sin Internet?

Fernando Gallardo

El turismo echa el freno

Viernes, diciembre 26th, 2008

La Cuenta Satélite del Turismo de España (CSTE), publicada por el INE, estima que la demanda turística generó en 2007 un 10,7% del Producto Interior Bruto, equivalente a la nada despreciable cifra de 111.984,2 millones de euros. Esto, que puede hacer saltar de alegría al PIB de muchos países de nuestro planeta, es visto con moderada decepción por los operadores turísticos españoles por cuanto representa una décima menos que lo obtenido en 2006, año récord se mire como se mire.

En términos interanuales, la demanda turística padece desde entonces una ralentización de su crecimiento, lo que preocupa a un buen número de hoteles atrapados en hipotecas de dudosa continuidad al tipo de interés actual y vistas las dificultades que atraviesa el sector financiero para renegociar la deuda a largo plazo.

Me ha llegado al oído la vibración de algunos hoteleros asustados por lo que escribí hace unos días: "¿de verdad vamos a tener que cerrar?", se leía en algunos foros. No quiero ser agorero, pero estoy convencido de que un buen puñado de hoteles surgidos en estos últimos años va a tener que echar indefectiblemente el cerrojo. No hay clientela para tantos, y menos la habrá cuando los países emisores de turismo hacia España (Gran Bretaña, Francia, Alemania) publiquen sus balances a fin de temporada.

No es ninguna novedad. Desde hace un par de años, lo menos, se viene anunciando que el panorama hotelero en España ha derivado de un mercado de demanda a un mercado de oferta. En consecuencia, sobran camas para tan pocos durmientes. Y, dadas las mínimas condiciones de flexibilidad existentes, tanto en el aspecto físico como de gestión en la estructura hotelera, no hay manera racional de llenar esos vacíos que producen agujeros en la cuenta de resultados.

En román paladino: o se atraen nuevos clientes o se clausuran sus camas. No hay vuelta de hoja. Lo primero se me antoja difícil, pues el parón psicológico de la economía familiar es evidente en medio mundo (y lo será en la otra mitad durante 2009). Lo segundo ya lo estamos viendo, por lo que seguramente algunos establecimientos hoteleros se transformarán en viviendas residenciales en venta o en alquiler. Nada extraordinario para quienes hayan sufrido otras crisis anteriores.

En cualquier caso, convendría hacerse esta pregunta antes de actuar en uno u otro sentido: ¿qué he hecho yo para merecer esto?

Es decir, de qué mimbres dispongo para hacer que una demanda cada día más escasa visite mi hotel. Qué argumentos ofrezco para retener a mi clientela. Qué de original poseo para que un viajero se desvíe de su ruta y me escoja antes de irse con el vecino. Por qué soy el más guapo de la clase.

¿Te gusta conducir?

A mis contertulios hoteleros en este foro les propondría un juego de niños. Empecemos. Tómese un hoja de papel en blanco y titúlese con un lema, una frase o una simple palabra que signifique de algún modo su hotel. Una definición propia del negocio. Algo así como: "Hotel Paraíso… En Un Marco Incomparable". A continuación rastréese en Internet el glosario de lemas que venden las excelencias hoteleras y anótense algunos de ellos a renglón seguido. Compárense con el nuestro. En lo formal y en lo conceptual. Si el nuestro es nítidamente singular, muy distinto a los demás, descorchemos sin tardanza una botella de champagne francés, que la crisis no nos afectará.

Fernando Gallardo

El paisaje de la Navidad

Jueves, diciembre 25th, 2008

Lexus Hybrid Drive

A todos nos llegan cientos o miles e felicitaciones navideñas desde los lugares más variopintos de la geografía social. Mensajes de amistad, recordatorios comerciales, iconos clientelares y postales de alta temperatura familiar. Es lo que tienen estas fechas rutilantes… Uno se acuerda de la familia, los amigos, los clientes y, por si falla la memoria, ahí están Outlook o el Facebook con su inestimable ayuda electrónica.

Que nadie se quede sin felicitación. Enciéndanse los pinos decorados de bolas y espumillones, anochezcan los pesebres de quita y pon anual, vibren de color y música nuestras estanterías papiroflexadas con su collage de christmas decembrinos… Por la crisis o la tecnología, no lo sé todavía, esta Navidad ha llegado con menos gasto de papel y mucho correo electrónico. Felicitaciones de todos los tamaños y colores, austeras y barrocas, naturales y sofisticadas, plásticas y horrorosas… De todo he recibido.

Y, de entre todas, sin considerar sus costes, me quedo con esta postal animada que me ha remitido la jefe de prensa de Lexus España, Loreto Tejuca. Todo un lujo para el sentido de la vista, como el de los vehículos de esta firma japonesa que he podido conducir gracias a su intermediación, para pasearlos por los hoteles con encanto de toda España. Y, por supuesto, frente a la fachada de La Ruina Habitada.

Lexus Hybrid Drive

Este inminente 2009 requiere más que nunca una simbiosis entre la espiritualidad conmemorativa y el paisaje invernal de los sentidos.

Fernando Gallardo

Feliz Navidad a todos

Miércoles, diciembre 24th, 2008

Ojo por ojo nos volveremos todos ciegos, dijo Gandhi. Mientras un mundo exalta la Navidad en idílicas postales de árboles encendidos, espumillones decorativos y botas henchidas de regalos infantiles, otro mundo aledaño al nuestro hincha el pecho con proclamas nacionalistas, vientres reventados en los azudes y tecnología diabólica al servicio de la muerte.

En alguna parte del universo, que muchos llaman cielo, suena mientras tanto la canción navideña más hermosa jamás compuesta. Mi voz la repite año tras año y, cada vez que la escucho, mi boca sabe a metal y a sangre.

En recuerdo de quienes alguna vez la han cantado, como ruiseñores, encima de los fusiles y en medio de las batallas. Por un universo de mundos en paz y, a ratos, en silencio. Que resuene ya en la Tierra la música de la Navidad.

(Happy Xmas Yoko, Happy Xmas John)

A todos los miembros de este Foro de la Ruina…

Yo deseo

Que la Navidad una más que desuna. Que nos acreciente la inteligencia en lugar de disminuirla. Que se traiga un pan bajo el brazo, como a los niños que no vienen de París. En fin, que infunda sonrisas y no lágrimas. Por todos y cada uno de nosotros.

Fernando Gallardo